Coches de Ocasión Etiqueta B

Coches con etiqueta DGT de B. Los coches de ocasión B más baratos en Madrid, certificados y con garantía. Compra tu coche con distintivo medioambiental B.

Filtrar

Ver los 35 vehículos

Elige al menos una marca para ver los modelos

Combustible

Transmisión

Kilómetros

0 km
320.000 km

Año

1.997
2.024

Precio al contado

1.000
67.000

Precio financiado

9.000
63.000

Cuota mensual

60
1.040

¿Te interesa vender tu coche?

Si necesitas vender tu coche de segunda mano, prueba nuestra herramienta de tasación online y descubre cuánto vale en pocos minutos.

Etiqueta B

Uno de los principales objetivos a día de hoy es la reducción de emisiones contaminantes y uno de los principales actores en esta lucha es la industria del automóvil. No obstante, aunque muchos focos aseguren que el transporte rodado es el culpable de gran parte de la polución, en realidad sólo es responsable de alrededor del 20%, aunque su presencia si es importante en las grandes ciudades.

Es ahí donde se busca reducir las emisiones todo lo posible, en las grandes ciudades y así, mejorar la salud de los ciudadanos o, como poco, evitar posibles enfermedades y problemas por la elevada contaminación. Con ese objetivo, la Dirección General de Tráfico desarrolló un sistema de regulación que resultó muy polémico, pero que por ahora, parece funcionar: las etiquetas medioambientales. Se trata de un distintivo que identifica a los coches más y menos contaminantes con un total de cinco niveles: etiqueta A (sin distintivo), etiqueta B, etiqueta C, etiqueta ECO y etiqueta CERO. Así, los vehículos más antiguos tienen etiqueta A y luego, la etiqueta B.

Muchos usuarios y asociaciones de automovilistas se quejaron ampliamente, porque decían que era una forma de discriminar y que dejaría a muchos usuarios sin posibilidad de usar sus vehículos, que eran perfectamente legales cuando se compraron. Sin embargo, las etiquetas han seguido vigentes y a día de hoy influyen mucho en la compra de un coche. La más buscadas son las ECO y CERO, pero, ¿qué pasa con la etiqueta B?

Las restricciones de circulación en realidad son pocas para la etiqueta B

Si somos totalmente sinceros y nos ceñimos a lo que dice la Dirección General de Tráfico, la etiqueta B es el peor distintivo de todos. Es el primer en la lista, el que más abajo está en las valoraciones, pues identifica a los coches más contaminantes que pueden tener adhesivo. Corresponde a los coches con motor de gasolina matriculados desde enero del año 2000 y a los diésel matriculados a partir de enero del año 2006.

Estamos hablando de coches con más de 20 años en el caso de los gasolina, es decir, son automóviles con muchos años y por tanto, con tecnologías superadas y por tanto más contaminantes. Esto no quiere decir que no se puedan usar, ni mucho menos, son automóviles plenamente funcionales pero, al contrario que los vehículos con otras etiquetas, se encuentran con mayores inconvenientes para su circulación.

Las restricciones no son muy duras, aunque en los últimos tiempos se están realizando cambios y es posible que cuando esté leyendo esto, se haya cambiado algo al respecto, como por ejemplo, la prohibición de circulación de los vehículos con etiqueta B en el centro de Barcelona. No obstante, las cosas, por el momento, están así:

  • Escenario 1. No hay restricciones a la movilidad, es una situación normal y que se vive día a día.
  • Escenario 2. Restricciones al estacionamiento en zonas reguladas (zona SER). Sólo se podrá aparcar en un garaje, ya sea privado o público.
  • Escenario 3. Exactamente igual al escenario 2, a no ser que se cuenten con un vehículo sin etiqueta, cuya circulación quedaría totalmente prohibida en lugares como el centro de Madrid.
  • Escenario 4. Además de lo visto en el escenario 3, no se podrá acceder a la M-30 ni a su interior.
  • Escenario 5. La circulación queda restringida únicamente a vehículos con etiqueta ECO y etiqueta CERO. Estacionamiento en zona SER sólo para coches con etiqueta CERO.

¿Merece la pena un vehículo con etiqueta B?

Bien, estamos ante una pregunta delicada, porque habrá a quien le convenga un coche así y a quien no lo haga. En concreto, un coche con etiqueta B tiene muchos años y por tanto, no siempre interesa. Puede ser el coche para un conductor novel, un segundo coche en casa para usar de vez en cuando, el vehículo que mucha gente tiene “en el pueblo” o cosas similares.

La etiqueta B será la siguiente en tener más restricciones de circulación y son los siguientes coches destinados a abandonar las carreteras. Todavía son usables, pero no quedará mucho hasta que les pongan demasiadas pegas para circular.

Suscríbete a nuestro newsletter

Automóviles Alhambra S.A. utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.

¿Prefieres que te llamemos?

Contactar por correo

Suscríbete a nuestro newsletter