Si buscas vender tu coche, seguramente te habrás encontrado con estos dos conceptos. Muchos compraventas ofrecen una “compra directa” al tasar un coche de ocasión (articulo blog). Otros, basan su operativa en una “gestión de venta”. Sin embargo, hay otras empresas especializadas en la compra de vehículos que ofrecen, como nosotros, las dos posibilidades.

Pero, ¿qué quiere decir cada una? ¿En qué se diferencian la compra directa y la gestión de venta? ¿Tienen algo que ver con la comisión de venta que también me han ofrecido? ¿Qué me viene mejor? Tratamos de resolver todas las preguntas en este artículo.

Compra directa de coches

Definir una compra directa es muy sencillo. La venta del coche se trata de un acto de compraventa instantáneo. El vehículo se paga en el acto y también en el acto se tramita el cambio de titularidad.

En otras palabras: después de tasar el coche, si el cliente acepta la oferta de compra, se firma un contrato de compraventa y se paga el coche. El vendedor del vehículo recibe el dinero y el comprador se queda con el vehículo.

Es importante incidir en este punto: se firma un contrato de compraventa y no de intermediación comercial. En otras palabras, el cliente que quiere vender su coche no tiene que esperar a que el coche encuentre un cliente que quiera comprarlo para recibir su dinero.

El profesional de la compraventa pone así el coche a su nombre, encargándose de todos los trámites y preparando el vehículo para exponerlo en su tienda. 

¿Te conviene un profesional que compre tu coche en compra directa? El sistema tiene muchas ventajas y pocos inconvenientes:

Ventajas de la compra directa

  • Rapidez en la gestión

La compra directa es el método más rápido para vender un coche. En menos de 24 horas se puede realizar el proceso completo desde la tasación hasta la transferencia del pago.

  • Ausencia de riesgo

En una compra directa, el conductor que vende su coche no asume ningún riesgo. No tiene que enseñar el vehículo a compradores particulares, ni preocuparse por posibles defectos ocultos que le puedan reclamar. Si acepta la oferta de la casa de compraventa, tendrá el dinero en su cuenta sin esperar a que el vehículo se venda. Es una opción de compra segura.

Además, el vendedor del coche no asume el riesgo de que éste se venda. Lo hace el profesional: el coche ya será de su titularidad y se depreciará en sus instalaciones.

  • Seguridad en los trámites

Con la compra directa, el vendedor de un coche de segunda mano se asegura de que la transferencia de titularidad se va a realizar en el momento.

La casa de compraventa profesional realizará todas las gestiones de cambio de nombre en Tráfico.

  • Velocidad en el cobro

Como hemos explicado más arriba, se trata de una operación de compraventa, no de intermediación comercial. El coche se paga en el momento en el que se compra, a través de una rápida transferencia

Inconvenientes de la compra directa

  • Oferta menor

La oferta por un vehículo en compra directa puede ser menor a la realizada en gestión de venta. La razón es, como comentamos más arriba, el riesgo. El compraventa profesional asume el riesgo de la futura venta del vehículo a un tercer cliente.

Si es un coche comercialmente atractivo, el riesgo será menor. En cambio, si es un coche con poca salida en el mercado, existirá más riesgo y la oferta podrá bajar.

Compra de coches en gestión de venta

Conocido también como “comisión de venta”, la gestión de venta no es una compra de coches como tal, sino una intermediación de venta.

Se puede explicar así: el cliente interesado en vender su coche contrata al compraventa profesional para que, en su nombre, enseñe, publicite y venda su coche a un tercer cliente.

El vendedor no cobra su dinero en el acto, sino que acuerda con el profesional una cantidad que recibirá en el momento que se venda el vehículo a un tercero. También se especificará un tiempo de duración del contrato en el que el coche debería venderse. A cambio, el coche queda depositado en las instalaciones del compraventa, que pasa a ser el responsable del mismo.

Los contratos de gestión de venta o comisión de venta suelen incluir además una cláusula de exclusividad. El profesional o compraventa será el único vendedor autorizado.

Después de esta explicación, podemos extraer la conclusión de que el proceso de gestión de venta es más lento y complejo que el de compra directa. Sin embargo, puede ser una buena opción para vender un coche. ¿En qué medida? Te traemos también las ventajas e inconvenientes del sistema.

Ventajas de la gestión de venta

  • Oferta mayor

En la gestión de venta, el vendedor del vehículo asume todo el riesgo de la comercialización. El profesional no ha invertido dinero en la compra del vehículo, por lo que puede hacer una oferta mayor por el coche. En el caso de que el vehículo se venda rápido, el vendedor particular recibe una mayor cantidad de dinero.

  • Preparación y venta por parte de un profesional

Si decides aceptar la oferta de comisión de venta, un profesional preparará y anunciará tu coche para la venta. El vehículo tendrá, por lo tanto, mejor visibilidad y se beneficiará de la inversión en publicidad de la casa de compraventa. En conclusión, habrá más clientes interesados.

  • Oferta de compra directa en vigor

Normalmente en un contrato de gestión de venta también se especifica una oferta en compra directa por el vehículo. De esta manera, el cliente puede ahorrar tiempo y recibir el dinero en el acto en caso de necesidad.

  • Tranquilidad y comodidad en la venta

En la gestión de venta, el compraventa profesional se encarga de enseñar el vehículo, además de atender a los potenciales clientes. El vendedor particular ahorra así tiempo y gana en tranquilidad.

  • Seguridad en los trámites

Al producirse la venta final y cumplirse el contrato de gestión de venta, el compraventa profesional también se encarga del trámite de cambio de nombre, asegurando la operación a nivel legal.

Inconvenientes de la gestión de venta

  • Mayor riesgo

Como hemos comentado previamente, el dueño del vehículo asume todo el riesgo de la venta. Si el coche no se vende, perderá paulatinamente valor por su depreciación en el tiempo. Esta pérdida será asumida por el vendedor particular.

  • Mayor duración en el tiempo

El dueño original del coche tiene que esperar a que el vehículo se venda para cobrar su parte. Este hecho puede dilatarse en el tiempo a medida que el vehículo cumple días en el stock del compraventa.

  • Bloqueo de la venta

En la comisión de venta, el coche pasa a estar bloqueado por el compraventa para ofrecérselo a terceros clientes.

En este tiempo, el coche pasa a estar en una especie de limbo donde el profesional es el único que puede recibir clientes interesados en él.

  • Sin influencia en el precio de venta

En este tipo de relación comercial, el compraventa de vehículos fija el precio final de venta. Si el dueño del vehículo cree que es demasiado elevado no tendrá influencia sobre él.

En nuestro caso, en Automóviles Alhambra, ofrecemos por defecto la compra directa. Creemos que es el método más rápido y beneficioso para nuestros clientes. De esta manera, los interesados en vender un coche pueden recibir su oferta en menos de 24 horas y olvidarse del resto de trámites.

Sin embargo, y para los clientes que puedan estar interesados en dicha modalidad, también ofrecemos un proceso de gestión de venta. En ese caso, preparamos con mimo los vehículos de nuestros clientes para que tengan la mejor visibilidad y conseguir para ellos el mejor precio de venta.

Si quieres vender tu coche, sea cual sea la modalidad, podrás tener una oferta de compra estimada en nuestro tasador de coches on-line.