Igual lo has escuchado alguna vez: “cuando me jubile me compraré un Mercedes”. Esta frase se repite con asiduidad porque la marca de Stuttgart ha conseguido, desde que Bertha Benz hiciera el primer viaje en coche de la historia, posicionarse como la marca aspiracional por excelencia en el mercado.

Sin embargo, ya no hace falta llegar a los 65 años para comprar un Mercedes-Benz. El fabricante ha ido adaptándose década a década a los tiempos para lograr tener una gama que atrae por igual a todas las edades. Mercedes-Benz es, también, por lo tanto, uno de los coches de segunda mano con mayor demanda.

Desde luego, comprar un Mercedes-Benz de segunda mano permite a acceder a un coche que está adelantado varios años al resto del mercado y que, por lo tanto, se mantiene a la vanguardia de seguridad y tecnología.

Los Mercedes de ocasión también son la oportunidad de obtener una estética atemporal, característica de la marca y con materiales o acabados de primera calidad sin afrontar la enorme depreciación de un vehículo nuevo ni pagar las elevadas sumas de una larga lista de extras.

Pero, ¿con qué Mercedes-Benz de segunda mano vas a acertar siempre? ¿Cuáles son los coches de la marca de la estrella con mejor calidad-precio? ¿Qué modelo es un auténtico robo en el mercado de segunda mano? Tratamos de responderte a estas preguntas con el siguiente listado:

Mercedes-Benz Clase R

En 2006, Mercedes-Benz lanzaba este monovolumen que se mantuvo durante 7 años más en el mercado europeo. Un coche que llevaba la calidad de acabados y tecnología de todo un Clase S al segmento F. Además de lujo ofrecía espacio: hasta 7 plazas y un gran maletero.

En el apartado mecánico, sus potentes motores diésel y gasolina eran los mismos que montaba la marca tanto en la Clase E como en la Clase S, algo que significaba desde el comienzo fiabilidad y altas prestaciones.

Por todo ello, y a pesar de llevar más de un lustro sin venderse, este coche sigue siendo plenamente actual. No existe un monovolumen con mayor calidad de rodadura y confort para sus ocupantes.

En Automóviles Alhambra te recomendamos una unidad de Mercedes-Benz R350 o R320 CDI de segunda mano. Ambos motores V6, tanto diésel como gasolina, ofrecen el mejor equilibrio prestaciones-consumo. La tracción total 4matic es un extra muy a tener en cuenta por la seguridad que aporta.

Respecto al precio, el hecho de no estar actualmente en el mercado de vehículos nuevos hace que su precio sea mucho más bajo que otras opciones  y puedas llevarte un auténtico cochazo ahorrando hasta 50 o 60000 Euros respecto a su precio nuevo.

Mercedes-Benz Clase A W168 (1997-2004)

El primer Clase A de Mercedes-Benz fue un coche revolucionario en todos los aspectos. No sólo porque fue el primer coche pequeño de la historia en equipar control de estabilidad en serie, sino también por cómo marcó un antes y un después para la marca de la estrella.

Además, la carrocería W168 de Mercedes-Benz fue el primer coche del fabricante en llevar tracción delantera, así como su primer monovolumen en el mercado.

De esta forma, Mercedes-Benz llevaba la marca hacia un público diferente, más urbano y alejado del estereotipo asociado a ella hasta la fecha.

Hoy por hoy, y a pesar del tiempo que ha pasado, sigue habiendo muchas unidades de este coche circulando en nuestras calles. Este hecho, como es lógico, está íntimamente unido a la fiabilidad de sus motores, pero también a la agilidad que muestra en su comportamiento y a su facilidad de maniobra.

En el mercado de segunda mano, los Clase A de ocasión del modelo W168 son coches que mantienen su valor sin depreciación. Te recomendamos buscar una unidad con motor de gasolina Euro 3, que da derecho a etiqueta amarilla de la DGT. De esta manera conseguirás una alternativa a la movilidad urbana económica, fiable y segura.

Otro aspecto a tener en cuenta en estos vehículos es el libro de mantenimiento. Un bloque de Mercedes-Benz que ha sido mantenido fielmente según las especificaciones del fabricante es siempre una garantía.

Mercedes-Benz Clase A W176 (2012-2018)

De la primera generación del Clase A pasamos ahora a la penúltima. Hay pocos coches que muestren tan bien la evolución de una marca como el Clase A W176. A pesar de mantener el nombre del monovolumen que se fabricó hasta 2011, el nuevo Clase A de 2012 ya era un vehículo completamente distinto.

Se trataba de un compacto que iba a demostrar en sus líneas y motores el futuro de Mercedes-Benz para toda la gama. Con el Mercedes-Benz Clase A W176, la marca iba a estar orientada de manera directa al público más joven. Además, este enfoque beneficiaría y contagiaría al resto de la gama, empujando a Mercedes-Benz a la posición predominante que tiene hoy en el mercado.

Con la llegada del nuevo Clase A a finales de 2018, el anterior se convierte en una excelente opción en el mercado de segunda mano. El diseño sigue siendo actual, los motores continúan montándose en los modelos nuevos y la depreciación propia de la aparición del siguiente modelo hace que la relación calidad-precio sea espectacular.

Si el presupuesto lo permite, recomendamos una unidad a partir del restyling del año 2015, en la que se añadían elementos como los faros de LED y el sistema de infoentretenimiento con Mirror Link.

Mercedes-Benz Clase E W211

Ya hemos hablado en otros artículos del blog de la presencia del Clase E W210 en el primer escalón del podio como mejor vehículo calidad-precio. Podemos ser algo exagerados, pero el W211 es un modelo extraordinario y exponente de porqué Mercedes-Benz es considerada una de las marcas más fiables del mundo.

Un coche que, aún hoy, se sigue viendo moderno tanto en el exterior como en el interior y que ya montaba de serie muchos de los avances que aún tienen en opción otras berlinas que se venden nuevas.

El Motor V6 Diesel es uno de los mejores motores fabricados por Mercedes-Benz con este combustible, llegándose a ver unidades que, en la actualidad, tienen más de un millón de kilómetros a sus espaldas.

Si buscas un Mercedes-Benz Clase E de segunda mano en este modelo, te recomendamos una unidad a partir de 2007, con el último restyling y mejoras en el sistema de frenado entre otras muchas. Si el vehículo es automático deberás fijarte bien en el mantenimiento de la caja de cambios, que debe tener el aceite cambiado según los intervalos marcados por el fabricante.

Mercedes-Benz GLK

Un SUV de segunda mano completamente diferente a todos los demás, con diseño campero pero también deportivo y con acabados de lujo. El GLK redoblaba en 2008 la apuesta de Mercedes-Benz por el incipiente y ahora dominante segmento SUV.

Sobre la plataforma del Mercedes-Benz Clase A, un GLK de segunda mano además se muestra ágil y fácil de maniobrar en ciudad.

¿Por qué creemos que es una gran opción en el mercado de los coches de ocasión? Porque es un coche, ya lo hemos dicho, con mucha personalidad y que además es el punto de encuentro entre todas las virtudes posibles de un SUV: capacidad de uso por ciudad, gran respuesta para el día a día y buen funcionamiento fuera del asfalto.

Por eso recomendamos una unidad que, a ser posible, incluya tracción 4×4 4matic. Esta característica hará que un gran coche como es el GLK vaya un paso más allá y se convierta en el coche polivalente con mayúsculas.

Cualquier motor será acertado. Si buscas prestaciones, nos decantaríamos por una unidad gasolina 250 (211 CV) o 350 (272 CV). Si buscas fiabilidad y bajo consumo, la versión diésel 220 CDI te responderá dándote lo que necesitas: 5,5 litros a los 100 km.