El mercado de coches de segunda mano no sólo ofrece oportunidades a buen precio para quien busca un vehículo polivalente para el día a día. Un automóvil de ocasión puede ofrecer, perfectamente, muchas otras cosas a quien lo lleva. Una de ellas, puede ser la diversión.

En Automóviles Alhambra creemos que un coche deportivo de segunda mano no tiene por qué ser caro. La palabra capricho, en este caso, no va reñida a un gran desembolso económico. Aquí tienes cuatro coches de segunda manos que dan mucho (en sensaciones, en personalidad, en feeling deportivo) por muy bajo coste.

Mazda MX5

 Mazda MX5 segunda mano

El primer coche de la lista es precisamente en el que estabas pensando cuando leías la introducción de esta entrada. Quizá el Mazda MX5 de segunda mano sea la primera opción para muchos conductores cuando piensan en un coche deportivo, divertido y económico.

Sabemos que no descubrimos nada poniendo este coche en la lista, pero no hacerlo no le haría justicia. El Miata ha sido concebido desde el primer tornillo a la última moldura de la carrocería con una única idea en mente: la mayor deportividad con el coste más contenido.

Conseguir una buena unidad es, entonces, el reto que debe afrontar el comprador. Merece la pena invertir algo más de dinero para evitar que lo barato salga caro. Te recomendamos poner en valor el mantenimiento de este coche de segunda mano antes que su kilometraje. Los motores atmosféricos del Mazda MX-5 son muy fiables y sobrellevan bien el paso de los kilómetros.

No te olvides de sentarte y probarlo antes de decidirte a comprarlo. Su baja altura, tanto respecto al suelo como del asiento hasta el techo no lo hace demasiado cómodo.

Mercedes SLK

Mercedes SLK segunda mano

Tampoco es una sorpresa que el roadster de Mercedes-Benz se encuentre en una lista de los coches más interesantes en relación diversión-precio.

Con un enfoque más aristocrático que el Mazda MX5, el Mercedes SLK de segunda mano ofrece sin embargo las mismas cosas (conducción a cielo abierto) sacrificando cierta deportividad para conseguir confort (techo con capota dura, suspensión cómoda…)

¿Y puede un Mercedes-Benz ser un coche barato de segunda mano? Perfectamente, ya que mantiene la calidad de la marca sumando además el ahorro respecto a una unidad nueva. Por menos de 6000 Euros se puede acceder a una unidad de la primera generación con un el motor V6 de gasolina de 218 CV.

Si tu presupuesto es algo mayor, encontrarás unidades de Mercedes SLK en torno a 10 años por menos de 12000 Euros. Un coche de segunda mano que pinta a futuro clásico y que se va a depreciar menos que otras posibles opciones.

Mini Cooper

Mini Cooper segunda mano

Comprar un Mini de segunda mano es la opción más barata de tener un kart en el garaje. Además un kart que puedes usar en el día a día y que te va a ofrecer el mejor comportamiento deportivo en trayectos urbanos e interurbanos.

Y citamos el karting porque cuando el grupo BMW decidió rescatar este modelo a finales del siglo pasado, lo hizo pensando en dos cosas.

Primero, que el Mini debía de ser un coche fiel al modelo popularizado en los años 60 y 70. Segundo, que tenía que tener un toque deportivo y, por ende, aprovechar el bajo centro de gravedad del diseño original. Lo hicieron, precisamente, pensando en las sensaciones tan directas y primarias que ofrece un kart a su conductor.

El resultado se mantiene en todas las generaciones de Mini desde entonces. Por lo tanto, el Mini de segunda mano va a ser siempre un coche divertido y enfocado a su conductor.

Para disfrutarlo no es necesario ir a un Mini John Cooper Works, siempre limitadas en el mercado. Con una versión Cooper será más que suficiente para hacerlo.

Opel Adam NEH S

Opel Adam NHS segunda mano

El utilitario de Opel es sin duda el tapado de esta lista. Uno de los hot-hatch más interesantes del mercado y que no ha tenido quizá la repercusión que se merece. En el Opel Adam NEH S, Opel sabe utilizar todas las virtudes del modelo (batalla corta, ligereza, diseño con personalidad…) para hacerlo un coche rapidísimo y muy exclusivo.

Su baja repercusión en el mercado lo hace un coche de segunda mano muy interesante por dos razones. La primera es la exclusividad. Se trata de un modelo muy poco visto, poco común y que seguro no te cruzarás en ningún semáforo. Después, el precio. Se tratará de un vehículo de ocasión más barato y que tendrá una mejor relación calidad-precio.

Por 12-13000 Euros podrás acceder a una unidad con 4-5 años y en torno a 100000 kilómetros. El Opel Adam NEH S de segunda mano es un coche de 184 CV con asientos Recaro y un amplio catálogo de extras. Ideal para el día a día y disfrutar el fin de semana.