Falsos mitos sobre el diesel

restricciones diesel

“El diesel tiene los días contados”, estas fueron palabras pronunciadas por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Y a partir de ahí, llegaron los comentarios imprecisos, titulares morbosos y los mensajes con verdades a medias que no contemplan la realidad actual del diesel.

Hacemos una recopilación de los titulares y argumentos sobre la problemática de las motorizaciones diesel para analizar, en profundidad, cuáles son verdad, mentira o simplemente buscan un titular llamativo.

Comenzamos:

“El diesel va a sufrir restricciones para acceder a las ciudades”

Es común ver en los medios de comunicación noticias abordando la “prohibición del acceso de los coches diesel a los centros de las ciudades”. Y aunque el planteamiento de las restricciones es cierto, no son políticas restrictivas que únicamente afecten a los vehículos diesel.

Hay que tener claro que el objetivo de estas medidas es la contaminación producida por el parque automovilístico más viejo y más contaminante. Donde entra tanto el gasoil como la gasolina.

De ahí la importancia de utilizar los distintivos medioambientales. Independientemente del combustible, estas etiquetas serán la herramienta a utilizar para segmentar los vehículos en función de su contaminación y limitar el acceso al centro de las grandes ciudades durante los escenarios de alta contaminación.

Estas restricciones van dirigidas a vehículos sin distintivo ambiental o vehículos diesel con homologación Euro 5 o anteriores y gasolina con Euro 3 o anteriores.

Por lo que nadie ha restringido aún la circulación de los diesel modernos de manera definitiva.

“Hay que comprar un coche de gasolina en lugar de uno de diesel”

Solemos escuchar que comprar motor diesel es una locura y que debes descartar de primeras este tipo de motorización.

La verdad es que comprarse un coche diesel para hacer uso de él únicamente en ciudad ni tenía sentido antes ni lo tiene ahora. Pero existen muchos sectores para los que el gasoil es la alternativa más inteligente. Estamos hablando de monovolúmenes, todoterrenos y grandes berlinas.

Por lo que el diesel sigue siendo la opción más recomendable para cualquiera que recorra muchos kilómetros. A día de hoy es innegable que ofrece el menor consumo de combustible en relación a su autonomía.

“Las motorizaciones diesel van a desaparecer”

Es alarmante la cantidad de comentarios afirmando que las marcas van a dejar de ofrecer motores diesel en sus modelos y que esta tecnología va a desaparecer.

Las motorizaciones diesel son necesarias por la sencilla razón de que ofrecen consumos y emisiones de CO2 inferiores a sus homólogos de gasolina. Y mientras los fabricantes tengan que cumplir con los límites de emisiones de CO2 para la media de la flota (130 gr/km actualmente y 95 gr/km para 2020), van a necesitar el gasoil en sus modelos más pesados.

Por lo que tiene sentido que existan motorizaciones exclusivamente de gasolina para coches que únicamente estén pensados para recorridos intraurbanos. Pero generalizar con que el diesel va a desaparecer en el corto plazo es simplemente sensacionalista.

“Los diesel son la causa de la contaminación en las ciudades”

Muchos son los comentarios que relacionan directamente el diesel con el problema de los episodios de contaminación en los grandes núcleos urbanos.

Es cierto que el tráfico contribuye a una parte de dicha contaminación, y especialmente los diesel más antiguos. Pero hay que tener claro que existen cinco contaminantes en el aire que respiramos: partículas, dióxido de azufre, compuestos orgánicos, ozono y óxido de nitrógeno.

Los vehículos que circulan por las ciudades son los principales responsables del óxido de nitrógeno, pero no de los demás. El resto de contaminantes proceden en su mayoría de vertederos y calefacciones. Por ejemplo, el dióxido de azufre proviene de las centrales térmicas, los compuestos orgánicos de la industria y la mitad del ozono es causado por la luz solar.

Además, para que exista mayor o menor contaminación también existen variables como el viento (sin viento, el aire no se limpia).

Por lo que sí, el tráfico es un factor que aumenta el nivel de contaminación, pero con prohibir la circulación de los diesel exclusivamente no se arreglaría el problema.

“No existen los coches diesel con distintivo ECO o CERO”

Todos tenemos un cuñado que está convencido de que si los diesel no fueran tan contaminantes tendrían el distintivo ECO o CERO.

Y lo cierto es que una motorización diesel no tendría limitaciones para obtener los distintivos menos contaminantes.

El ejemplo más claro está en los modelos como el Renault Mégane Hybrid Assist o todos los Audi con motor de seis cilindros diesel modernos. Se trata de coches híbridos con motor diesel, por lo que cuentan con la misma etiqueta ECO que un Toyota Prius.

Para conseguir la etiqueta CERO lo único necesario es un vehículo híbrido enchufable y una autonomía en modo 100% eléctrico de más de 40 kilómetros. No se especifica tipo de combustible. La verdad por la que no existen tantos modelos en el mercado, como su equivalente en gasolina, es cuestión de costes.

En Automóviles Alhambra creemos que los vehículos diesel, tanto nuevos como de segunda mano, no van a desaparecer tan fácilmente.

El motivo es sencillo, la tecnología y los avances de fabricación de los actuales diesel poco tienen que ver con el rendimiento y la contaminación de los diesel de hace más de 10 años, que deberían ser los verdaderos objetivos de la polémica.

deberían ser los verdaderos objetivos de la polémica.

  • 3 octubre, 2018